divider

Video

Creación de la silla Embody

El diseñador Jeff Weber le cuenta cómo se creó la silla Embody.
Ver video

Video

Por qué elijo Embody para sentarme

Escuche de qué manera Embody brinda soporte a la investigación del neurobiólogo oftálmico Budd Tucker.
Ver video

Ver todo

Diseñadores

Ajustando la silla Embody

Cómo ajustar y usar su silla para el máximo confort y soporte
Ver video

Premios

  • La silla Embody recibe el premio "FX International Interior Design" (Diseño Interior Internacional FX) en la categoría Mejor sillería en lugar de trabajo.
    2009
  • La silla Embody recibe el premio Plata a lo mejor de NeoCon en la categoría Escritorios ergonómicos/Sillería de trabajo.
    2009
  • La silla Embody fue nombrada "Best of 2008" (Lo mejor de 2008) por la revista WIRED.
    2008

Galería de fotos

¿Qué beneficios le ofrece?

Historia del producto

Embody comenzó con el reconocimiento de que el problema de la falta de armonía física entre las personas y la tecnología no había sido resuelto hasta ese momento. El pasar demasiado tiempo interactuando con diversos dispositivos, moviendo únicamente los dedos, puede provocar tensión y cansancio porque nuestros cuerpos fueron hechos para moverse. Los diseñadores Bill Stumpf y Jeff Weber se propusieron dar una solución a este problema con la silla Embody.

Un nuevo punto de referencia

Más de 20 médicos y profesionales con doctorados en diversos campos como la biomecánica, visión, fisioterapia y ergonomía han contribuido con sus conocimientos al desarrollo de esta silla. Como resultado, la silla Embody ha marcado un nuevo punto de referencia en cuanto a la distribución de la presión, la alineación natural y el apoyo para un movimiento saludable en la sillería ergonómica.

Apoyo pixelado

Gracias al Pixelated Support de Embody, al sentarse podrá percibir la sensación de estar flotando, a la vez de estar perfectamente equilibrado. Gracias a la matriz dinámica de píxeles, las superficies del respaldo y el asiento de Embody se ajustan automáticamente a los micro-movimientos del cuerpo, y distribuyen el peso de manera equitativa mientras el usuario se sienta. Esto reduce la presión y fomenta el movimiento, puntos clave para mantener la concentración y una circulación saludable.

Ajuste del Backfit

El respaldo de Embody se diseñó para reflejar la espalda del usuario: cuenta con una columna central y costillas flexibles. El ajuste del Backfit permite alinear el respaldo con la curva natural de la columna, de manera que el usuario puede mantener una postura neutral y equilibrada. Una vez que se ajusta la silla para adaptarla a su cuerpo, el respaldo se adapta a su movimiento y se ajusta automáticamente a los cambios de posición. El apoyo se mantiene constante cuando se reclina o se inclina hacia adelante.

Capas de inteligencia

La silla Embody se compone de cuatro distintas capas de apoyo, cada una con propiedades materiales, y cada una creada por medio de un proceso de fabricación diferente. Todas las capas trabajan en conjunto, y se adaptan a la forma del usuario con tal grado de fidelidad que hasta se adaptan a los bolsillos. Estas capas han sido diseñadas para permitir el flujo de aire para mantenerlo fresco y cómodo mientras está sentado.

Propósito que se ve y se siente

Con Embody, la forma no solo sigue a la función. El propósito está a la vista. Cada parte de la silla ha sido diseñada para cumplir un propósito específico. La tecnología de Embody no está oculta sino que forma parte de su estética.

El arte y la ciencia de la sillería

Tras años de investigación, desarrollo, fabricación y pruebas (y tras repetir este proceso una y otra vez), el arte del diseño y la ciencia de la sillería se combinaron a la perfección para crear Embody.

Historia del diseño

¿Qué pasaría si una silla pudiera hacer algo más que minimizar los efectos negativos que produce el hecho de permanecer sentado? Esa era la idea radical que Jeff Weber y el difunto Bill Stumpf tuvieron en su estudio de diseño. ¿Podían diseñar una silla que realmente tuviera efectos positivos en el cuerpo? “No puedes diseñar sin sentirte identificado”, dice Weber, quien también diseñó nuestra silla Caper. "Dado que el diseño se ha vuelto más tecnológico, tuvimos que sentarnos frente a nuestras computadoras por períodos más prolongados, al igual que todos los demás. Nos identificamos con los problemas que sufren los usuarios como resultado de permanecer sentados”.

Bill Stumpf, quien diseñó nuestras sillas para oficinas Aeron, Equa y Ergon, y trabajó para Herman Miller durante más de tres décadas, nos acercó la idea. ¿Es posible que esa silla pueda diseñarse y fabricarse? En las primeras conversaciones con expertos, comprobamos tres hipótesis:

Las sillas de trabajo pueden ser positivas para la salud o terapéuticas, no meramente neutrales para la salud. La presión sobre superficies dinámicas en la silla y el respaldo proporcionarán más comodidad, vivacidad y beneficios positivos para la salud que la presión sobre superficies no dinámicas. Las sillas de trabajo nos permiten lograr un equilibrio postural (el punto de equilibrio en posición erguida cuando los ojos están verticalmente alineados con nuestras caderas) de forma natural, independientemente de cuál sea la curvatura de la columna vertebral.

Las diversas opiniones de los expertos sobre estas hipótesis sirvieron de sustento para las primeras reflexiones de Weber y Stumpf sobre la silla, y constituyeron la base para los experimentos diseñados para determinar si esa silla era factible. Pero Bill falleció en 2006. Weber siguió adelante. Como diseñador de Embody, fue quien dio a la silla su función y su forma, basándose en la inspiración de Bill Stumpf.

Se empezaron a fabricar prototipos y los expertos ofrecieron sus comentarios y observaciones sobre lo que estaba bien y lo que no según su propia experiencia con la silla. Los investigadores hicieron experimentos relacionados a la mecánica, las posturas preferidas, la distribución de presión, las tareas realizadas al estar sentado y el metabolismo. Esto guío el desarrollo de Embody y confirmó los beneficios que ofrece.

divider