divider
Sillas de plástico moldeado Eames

Sillas de plástico moldeado Eames

Charles y Ray Eames materializaron su primer éxito, una forma de ostra individual en 1950, con las sillas de fibra de vidrio moldeada. Sin embargo, cuando los riesgos medio ambientales asociados con la producción de fibra de vidrio se conocieron más ampliamente, la decisión fue descontinuar la producción de estas sillas de fibra de vidrio hasta que pudiera encontrarse un material más apto. En 2001, Herman Miller reintrodujo la silla de plástico moldeado en polipropileno. Además de ser 100 % reciclable, la silla Shell de polipropileno presenta una textura mate sutil que ofrece una sensación suave al tacto así como una durabilidad extraordinaria.

Las sillas de plástico moldeado Eames están disponibles como sillas simples o sillones, y se ofrecen en una amplia variedad de colores, entre los que se encuentran las opciones de archivo u opciones nuevas. La estructura de las butacas y de las sillas simples puede tapizarse por completo en una amplia variedad de géneros; la estructura de la silla simple puede solicitarse con un asiento acolchado tapizado. Las opciones de personalización se completan con una variedad de bases.

Historia del diseño

Para todo lo que se necesite
Charles Eames dijo genialmente: "El rol del diseñador es el de un muy buen anfitrión que cuidadosamente se anticipa a las necesidades de sus huéspedes”. Con las sillas Shell de plástico moldeado, fibra de vidrio y madera, así como con la silla con alambre, los Eames han creado una respuesta universal a lo que todos desean de una silla: una forma simple, elegante que se adapte a cualquier cuerpo y a cualquier lugar.

De muchas maneras
Creada a partir de las primeras investigaciones realizadas por Charles y Eero Saarinen sobre madera laminada moldeada en la Cranbrook Academy en 1939, y posteriormente desarrollada por Ray en el estudio Eames en Venice, California, la silla moldeada es un ejemplo del proceso repetitivo de Eames y su deseo de hacer "el mejor producto, para la mayoría de las personas, por el menor precio posible". Con cada nueva forma, acabado y configuración, los Eames siguieron ampliando los límites de lo que una silla Shell podía llegar a ser: luego de experimentar con un laminado de forma simple y metal estampado, pasaron a la fibra de vidrio y experimentaron con el alambre curvado; cuando la producción de fibra de vidrio demostró ser nociva para el medio ambiente, la decisión fue cambiar la fabricación a un plástico más seguro; y ahora, con los avances en la composición de fibra de vidrio segura y las tecnologías de chapa de madera dinámicas, la evolución continúa con las sillas de fibra de vidrio moldeada y de madera moldeada.

Para todos
La silla Shell Eames se diseñó conforme al principio de adaptabilidad, para ofrecer innumerables configuraciones que sirvieran a una gran variedad de aplicaciones y entornos. Es lo que hace que la silla sea una pieza clásica valiosa en las colecciones de museos, así como en las salas de estar, lavanderías automáticas, vestíbulos y cafés. Es lo que hace que sea un gran mueble que el usuario compra a los veinte años y que sigue siendo valioso y relevante para entregar a sus hijos 20 años más tarde. Una diversa selección de opciones de estructura, base, color y acabado que le permiten crear la silla perfecta. Al igual que cada persona, cada silla tiene una historia.

divider